Récord ganador es lo más importante

 

/Enrique Vasquez

HOUSTON, TX.- En casa, los Texans son el mejor equipo en la NFL al haber ganado todos sus cinco encuentros. Ningún otro equipo con por lo menos cuatro partidos jugados en casa se encuentra invicto. Su triunfo de 20-13 sobre los Detroit Lions este Domingo deja al equipo con marca de 5-3 y en primer lugar de la división del Sur entrando a su semana de descanso. Con una lista extensa de jugadores con lesiones, la fecha libre se da en el momento perfecto.

En contra de los Lions los Texans lucieron con su cuadro defensivo. Limitaron a Matt Stafford a poco mas de 110 yardas bajo su promedio de yardas aéreas por partido. En jugadas de tercer down los Texans sofocaron a los Lions al permitir conversiones en sólo tres de 11 jugadas en el partido y sólo una conversión en seis oportunidades en la primera mitad. Jadeveon Clowney presionó a Stafford durante todo el partido. Registró su tercera captura de QB de la temporada y una vez más confirmó su entrega en una jugada de acarreo en la que corrió 20 yardas más aya de la línea de golpeo para alcanzar al corredor y lograr el tackleo. La jugada salió hacia el lado opuesto a donde se había alineado. Pero esto no impidió su estupendo esfuerzo para alcanzar al corredor y hacer el tackleo. Claro que la jugada logró un primer y diez para los Lions pero lo impresionante fue el esfuerzo de Clowney de no darse por vencido en la jugada. Clowney sin duda es un estupendo atleta.

En el cuadro defensivo también destacaron los esquineros AJ Bouye y Kareem Jackson y el LBBenardrick McKinney. Bouye ha logrado 16 tackleos en los últimos dos partidos, Kareem terminó el encuentro con cinco tackleos incluyendo uno detrás de la línea de golpeo y un pase desviado. McKinney entró al partido como el segundo mejor en la liga en tackleos. Contra los Lions agregó cuatro más y con el correr de las semanas deja claro que él es la nueva ancla de la defensa. En momentos tiene la tendencia de sobre perseguir jugadas y salir fuera de posición pero en este momento es el mejor LB interior en el plantel.

Sin duda los cinco triunfos logrados ésta temporada se han dado gracias al desempeño de la defensa. Pero en contra de los Lions el cuadro ofensivo aportó cosas buenas en el juego aéreo y tarde en el partido con un juego terrestre que tomó control de la situación. Brock Osweiler, a pesar de que lanzó su novena intercepción de la temporada, fue efectivo al completar 20-29 pases para 189 yardas y un TD. Su juego aéreo con las alas cerradas fue lo mejor del encuentro. De hecho básicamente la mitad de sus yardas fueron a las manos de los TE’s al completar 10 pases para 94 yardas y el TD a las manos de CJ Fiedorowicz. DeAndre Hopkins logro 3 recepciones para 23 yardas pero dos de sus pases fueron de alto calibre. Una atrapa fue a una mano para dejar a los Texans con primer down y gol desde la yarda uno que una jugada más tarde result´ø en acarreo de TD para Lamar Miller. La otra fue en recepción de tres tiempos al dar la media vuelta y detener el balón con su mano derecha e inmediatamente iniciar un giro de 360 grados intercambiando toques de balón con ambas manos hasta finalmente asegurar el pase para lograr el primer y diez para los Texans.

El juego terrestre de los Texans no fue el más eficiente durante la mayoría del partido pero se tiene que tomar en cuenta que Miller jugó con una lesión en el hombro que claramente limitó su rendimiento y durante el partido Alfred Blue tuvo que regresar al vestuario para que le revisaran las costillas después de haber sufrido un golpe. Los Texans terminaron la primera mitad con sólo 23 yardas por tierra y un promedio de menos de dos yardas por acarreo. En la segunda mitad con la ventaja y la necesidad de tener que correr con el balón, Miller y Blue se entregaron a la causa. Houston terminó el encuentro con 105 yardas. Los últimos cinco primeros y diez del partido de los Texans se dieron en jugadas de acarreo, tres en la serie que terminó en el último gol de campo y dos en la última serie del partido que literalmente fundió el reloj para asegurar el triunfo.

Algunos apunto al hecho de que en casa los Texans son un equipo y fuera del NRG son otro. Pero se tiene que tomar en cuenta el hecho de que los rivales fuera de casa son algunos de los mejores equipos. Se perdió en contra del campeón defensor en Denver, uno de los mejores cuadro defensivos de la liga en Minnesota y en New England en contra de los Patriots, equipo que en este momento todos están de acuerdo son el mejor de toda la NFL. De hecho de todos los equipos que en este momento se encuentran en primer lugar de sus respectivas divisiones, los rivales de los Texans cuentan con el mejor récord. Los rivales de los Texans han sumado récord de 35-25. Pittsburgh es el segundo mejor con marca de 29-22-1. De hecho los rivales de los Patriots han sumado el peor récord al contar con marca de 26-34-1.

Con la segunda mejor marca en la historia de la franquicia después de ocho partidos jugados, los Texans tienen aún mucho en que mejorar. Lo prometedor del equipo es que con la semana de descanso el equipo tiene la oportunidad de sanar lesiones, seguir trabajando y mejorar su nivel. Nivel que por el momento los tiene en primer lugar de su División y con una de las mejores marcas en toda la liga. Lo único seguro para la segunda mitad de la temporada es que los Texans lo van ha hacer interesante. Esperamos que para la afición también se divertido y emocionante.

Enrique Vasquez, entra a su décimo quinta temporada en las transmisiones de los Texans. La temporada del 2016 será su quinta como la voz oficial en español de los Houston Texans y la temporada número 25 transmitiendo partidos de la NFL.

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author