“Cínicas fuerzas” provocan el fin del sueño para 800 mil jóvenes

Jesús T. López

/Editor

HOUSTON, TX.- Del sueño a la pesadilla, 800 mil jóvenes de este país podrían ser deportados al anunciar el gobierno del presidente Trump la anulación del DACA, el martes, justo cinco años después de haber iniciado el programa de protección en el gobierno de Obama.

El Programa de Acción Diferida para los llegados en Infancia, mejor conocida como DACA, por sus siglas en inglés, protegía de la deportación  y les daba permisos de trabajo a los jóvenes que habían sido traidos desde niños por sus padres a los Estados Unidos. Era renovable cada dos años.

Trump cumple de esta forma con una de sus promesas de campaña hecha a sus seguidores. Diez procuradores generales estatales encabezados por el fiscal general de Texas, Ken Paxton le habían dado al presidente Trump un ultimatum para que regulara el DACA. El anuncio de la anulación del programa lo hizo el secretario de Justicia Jeff Sessions, en rueda de prensa. “El DACA  es inconstitucional”, expresa Sessions.

Ahora sólo como una última esperanza líderes comunitarios proponen que el Congreso de los Estados Unidos emita una ley que regule la situación migratoria de los jóvenes, también conocidos como “Dreamers”, soñadores.

Las reacciones contra la decisión de Trump no se han hecho esperar.

Terri Burke, directora ejecutiva de la CLU de Texas, reacciona así al anuncio de la Casa Blanca:

“A raíz del huracán Harvey, el pueblo de Texas ha mostrado a la nación lo que puede lograr la fuerza, la resistencia y la compasión de las comunidades unificadas americanas. Los Soñadores de Texas fueron víctimas de la inundación, los primeros respondieron a la inundación y al menos uno -Alonso Guillén de Lufkin- fue un voluntario que dio su vida para rescatar a sus compañeros texanos de la inundación. Pero en lugar de prestar atención a las duras lecciones de unidad y solidaridad de Harvey, el Gobernador Abbott, el Procurador General Ken Paxton y el Presidente Trump han escogido sembrar el caos, la incertidumbre y la división en nuestras comunidades. Pedimos al Congreso que apruebe un Dream Act bipartidista independiente y que preserve las mejores tradiciones de nuestra nación de las crueles y cínicas fuerzas que provocaron el fin del programa DACA “.

A su vez, la organización Familias Inmigrantes y Estudiantes en la Lucha (FIEL), también reacciona ante la cancelación del programa.

 “Es una promesa de la campaña de Trump, de que iba a quitar el “catch and release”, agarrarlos y soltarlos en la frontera”, indica Alain Cisneros, organizador de FIEL. “Bajo la administración de Obama, en el 2014, muchas personas vinieron con niños menores por buscar protección por la violencia en sus países pero cuando iniciaron sus procesos ya era tarde”.

Trump emite un comunicado donde explica por qué anula el DACA:

“No estoy de acuerdo en castigar niños, que la mayoría ya son adultos, por las acciones de sus padres”, dice.

 

 

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author