Con el “ojo biónico” los ciegos podrán ver: Dr. Mendoza Guillén

Jesús T. López

/Editor

HOUSTON, TX.- El destacado médico hondureño Jorge Mendoza Guillén habló de los avances tecnológicos en oftalmología tendientes a crear el “ojo biónico” que consiste en “captar estímulos humanos a través de sensores retinales que serían transportados del nervio óptico a la región occipital del cerebro”.

-En pocas palabras ¿los ciegos podrán ver? se le preguntó durante una entrevista exclusiva a su paso por esta ciudad.

-“Así es”, respondió. “Pueden recuperar la visión usando la técnica quirúrgica adecuada”.

-¿Cuáles son las principales causas de la pérdida de la visión?

-“Glaucoma, cataratas y pterigiones”.

Glaucoma es un grupo de trastornos oculares que pueden causar daño al nervio óptico. Este nervio envía las imágenes que usted ve al cerebro. En la mayoría de los casos, el daño al nervio óptico es causado por el aumento de la presión en el ojo. Esta se llama presión intraocular. Es asintomático.

Cataratas, consisten en la opacificación total o parcial del cristalino, que es la lente natural del ojo. Este fenomeno hace que disminuya progresivamente la visión del ojo.

Pterigiones, es el  crecimiento anormal por inflamación de tejido de la conjuntiva (tejido fino y transparente que cubre la superficie externa del ojo), que tiende a dirigirse desde la parte blanca del ojo hacia el tejido de la córnea (superficie anterior y transparente del ojo). Este tejido anómalo se inflama por falta de lubricación (falta de lágrimas), por la exposición solar, el viento u otros agentes irritantes. Quien lo padece tiene la sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo, y este tiene una apariencia congestiva (ojo rojo).1

El doctor Mendoza es egresado de la facultad de Ciencias Médicas en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, obtuvo el título de Doctor en Medicina y Cirugías; egresado de la Universidad de Puerto Rico, obtuvo título en Ciencias Básicas de Oftalmología, cuenta con especialidad en Oftalmología y obtuvo título en las Universidades de Essen en Alemania y Universidad de Santiago de Chile.

Es miembro activo de la Sociedad Hondureña de Oftalmología, de la Asociación Panamericana de Oftalmología y de la Sociedad Chilena de Oftalmología. Actualmente trabaja en el Medical Center de Honduras.

Con 35 años en el ejercicio de su profesión, Jorge Mendoza Guillén, de 70 años de edad, indicó que el “ojo biónico” que parecía algo lejano ya está aquí y “es un gran avance de la ciencia”.

Coincide con el doctor Mendoza, el doctor Alex Ignatiev, profesor de la Universidad de Houston, al afirmar que “una persona ciega por causa de la retina, podría recuperar algo de su visión”.

Explicó en un documento publicado por la NASA, que “en la parte posterior de un ojo humano sano encontraremos millones de ellos. Son celdas solares biológicas de la retina, capaces de convertir la luz en un impulso eléctrico, impulsos que viajan a lo largo del nervio óptico al cerebro donde se forma la imagen. Sin ellos estamos ciegos.

Así es, mucha gente es ciega o ha quedado ciega, debido a fallas en el funcionamiento de bastones y conos. La retinitis pigmentosa y la degeneración macular son dos ejemplos de esta clase de enfermedades. La retinitis pigmentosa tiende a ser hereditaria y puede hacerse presente a temprana edad, mientras que la degeneración macjlar afecta principalmente a los ancianos. Juntas, estas enfermedades afectan a millones de personas; los efectos de ambas enfermedades son graduales y pueden conducir a la ceguera total”.

“Si sólo pudiésemos reemplazar esos bastones y conos defectuosos por unos artificiales, una persona ciega por causa de la retina, podría recuperar algo de su visión”.

Crean el ojo biónico en Houston

Científicos del Centro de Vacío Espacial Epitáxico (Space Vacuum Epitaxic Center – SVEC) de Houston, experimentan con delgadas películas fotosensibles de cerámica, que reaccionan a la luz en forma parecida a como lo hacen los bastones y conos. Piensan que combinaciones de este tipo de películas podrían ser implantadas en ojos humanos, para recobrar la visión perdida.

“Hay algunas enfermedades donde los sensores del ojo, los bastones y conos, se han deteriorado, pero todo ‘el cableado’ está aún en su lugar”, dice Ignatiev, que dirige el SVEC. En tales casos, estas delgadas películas sensibles de cerámica podrían servir como sustitutos para los bastones y conos deteriorados. El resultado sería un ‘ojo biónico'”.

El Centro de Vacío Espacial Epitáxico es un Centro Comercial Espacial (CSC por sus siglas en inglés) patrocinado por la NASA, de la Universidad de Houston. El programa de Desarrollo de Productos Espaciales de la NASA (SPD), ubicado en el Centro Marshall de Vuelos Espaciales, estimula la comercialización del espacio por la industria a través de 17 de estos Centros CSCs. En el SVEC, los investigadores aplican conocimientos obtenidos en experimentos realizados en el espacio, para desarrollar mejores lasers, fotoceldas y películas delgadas — tecnologías con una doble posibilidad, humana y comercial.

El Dr. Mendoza visita a Joel Orellana

El médico Mendoza Guillén visitó las oficinas de Joel Orellana, originario de Honduras, un especialista en trámite migratorios, de quien dijo ha tenido buenas referencias por los hondureños de escasos recursos económicos que llegan a Estados Unidos huyendo de la violencia en su país y que él ha ayudado.

“Orellana es inteligente, honesto y tiene gran capacidad de apoyo a la población latina en Texas y en otros estados”, expresó el Dr. Mendoza. “Trabaja muy profesional, lucha en forma espontánea por la gente que carece de recursos, eso es meritorio en un ser humano que atiende al prójimo”.

Pie de foto

Dr. Jorge Mendoza Guillén

 

 

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author