Los indios sioux tocan tambores de guerra contra oleoducto mortal

Fernando Torres

/Enviado

DAKOTA DEL NORTE.- Se escuchan los tambores de guerra y hay presagios de invierno tormentoso no sólo de nieve que ya es feroz, sino de violencia contra opositores al oleoducto, amenazados con ser lanzados por las fuerzas policiacas federales y estatales, este lunes 5 de diciembre.

El presidente electo Donald Trump y la mayoría de las instituciones financieras de Estados Unidos, apoyan la obra, con el argumento de que el oleoducto “es seguro, económico y necesario para llevar petróleo de Dakota del Norte a mercados y refinerías a través del país”, según una declaración de la empresa petrolera Energy Transfer Partners.

Sin embargo, los opositores dicen que el Oleoducto para el Acceso a las Dakotas [Dakota Access Pipeline], “constituye una gran amenaza para el medioambiente y para el modo de vida de las personas que habitan en el entorno, y que extraen el agua del río Misurí para beber, entre ellos 8.000 miembros tribales de Roca Enhiesta”.

Los siux están preocupados también porque la tubería de petróleo puede profanar suelo sagrado al cruzar al borde de la reserva de 8,000 a 12,000 kilómetros cuadrados.

En esta lucha unas 80 tribus indígenas de todo el paíse se han unido, como nunca antes en los últimos 140 años.

Los miembros de la reserva sioux de Roca Enhiesta, en donde ocurren los hechos, lanzó un llamado de auxilio a la comunidad nacional e internacional desde agosto pasado, para que se solidaricen con ellos.

Miles de opositores a la obra, respondiendo al llamado, han acampado durante meses en el sitio de construcción del Dakota Access Pipeline en Dakota del Norte, pero el ultimatum del Cuerpo de Ingenieros del Ejército para que abandonen el lugar se cumple este lunes, 5 de diciembre.

Dirigentes de la Iglesia Episcopal, encabezados por el obispo primado Michael Curry, han sido de los primeros en responder favorablemente a la convocatoria de los indios. “Nos une en la lucha en pro de la justicia y la reconciliación raciales con la justicia climática y el cuidado por la creación de Dios como una cuestión de mayordomía”, dijo.

Dile a tu banco: “El agua es vida”

Los bancos que apoyan el oleoducto son:

Td Securities, CitiBank, Chase, PNC, US Bank, Bank of America, SunTrust, Wells Fargo, Citizens Bank, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Community Trust, Banco HSBC, Deutsche Bank, Compass Bank, Credit Suiza, Banco Sumitomo Mitsui, Banco Real de Canadá, UBS, Comerica, BNP Paribas, Banco de Nueva Escocia, Banco Real de Escocia, Banco de Tokio Mitsubishi UFJ, Banco Mizuho, ABN Amro Capital, Crédito Agrícola, Intesa Sanpaolo, ING Bank, Natixis, BayernLB, BBVA Securities, ICBC Londres, SMBC Nikko Securities, Societe Generale.

Los organizadores de la protesta, DeFundDAPL, piden a los clientes de esos bancos cancelen sus cuenta como una presión pública sostenida y que canalicen su dinero en una unión de crédito que no invierte en combustibles fósiles.

en-pie-de-lucha-buenapolicias-buenabancos

Estas son las recomendaciones que hacen:

“Por favor, póngase en contacto con la gente de estos bancos hoy, y la próxima semana, y la semana después, y la semana después de eso, y luego mantener que va para los próximos meses, si no años, si está dispuesto. Es una presión pública sostenida que hará lo mejor. Recuerde, son personas!

Algunos ejemplos de preguntas que podría hacerles son: “¿Por qué apoya este oleoducto inherentemente peligroso e injusto que amenaza la calidad del aire y del agua en muchos estados?”. -¿Por qué financian un proyecto que viola las tierras sagradas de la tribu de Sioux de Standing Rock? “¿Por qué está maximizando las cantidades de petróleo y gas que se está quemando en un momento en que la ciencia del clima es clara que tenemos que maximizar lo que mantenemos en el suelo en su lugar?”

 

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author