Secuestros y corrupción en Tamaulipas y Veracruz, imparables

/Agencias

TAMAULIPAS, MEXICO.- El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública informó que Tamaulipas es la entidad federativa con mayor número de personas desaparecidas, con 5 mil 558 denuncias registradas hasta el 31 de enero de este año.

El caso más reciente es la desaparición de la ciudadana española Pilar Garrido Santamans en la carretera Victoria-Soto la Marina, el pasado dos de julio. Luis Alberto Rodríguez Juárez, jefe de prensa de la Secretaría de Seguridad Pública informó que las autoridades aún no tienen pistas del paradero de la víctima.

Las ciudades más conflictivas y peligrosas son Nuevo Laredo, Reynosa, Ciudad Victoria, San Fernando, Río Bravo y Matamoros, en donde operan grupos delictivos identificados como Los Zetas, Cartel del Noreste, Los Zetas Vieja Escuela y su brazo armado Bravo, Carteles Unidos y Cartel del Golfo Matamoros.

Sus actividades ilícitas principales son el narcotráfico, cobro de piso y secuestro y sus ganancias multimillonarias permiten sobornar a las autoridades en sus tres niveles de Gobierno.

La procuraduría General de la República (PGR) en su momento mencionó a ex gobernadores de Tamaulipas como Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández ligados al narcotráfico, pero ninguno de ellos ha sido llamado a cuentas en la presente administración del Presidente Peña Nieto.

En el estado de Veracruz, Jaime Téllez Marié, secretario de Seguridad Pública acusó este miércoles ante el Congreso estatal al ex gobernador Fidel Herrera de dar facilidades al grupo criminal de Los Zetas para operar en la entidad.

Aseveró ante los diputados locales que la extrema violencia que se vive en Veracruz se debe al choque entre grupos delictivos. Sin embargo, recordó que en la Corte de Austin, Texas, hay un expediente abierto en contra de Herrera cuando un testigo protegido lo acusó de recibir 12 millones de dólares en 2004 a cambio de permitir que bandas del narcotráfico operaran en la entidad.

Destacó que “esa complicidad se extendió durante la Administración de Javier Duarte de Ochoa”, quien fue extraditado de Guatemala por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada.

 

“Narcotráfico, cobro de piso y secuestro estuvieron tolerados, originando que los cuerpos policiacos fueran terriblemente contaminados al grado de que algunos elementos actuaron por orden directa de los jefes de plaza de dicho cártel, realizando detenciones de sus rivales”, reveló.

“No hay una sola Policía en todo el mundo libre de corrupción y Veracruz también padece ese mal”, aceptó.

 

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author