Comunidad

GUIA PARA LA PREPARACION DE HURACANES

/Redacción

HOUSTON, TX.- Independientemente del momento en que se formen y de la ubicación geográfica en que se encuentren, los huracanes dejan un camino de destrucción que tenemos que reparar. En situaciones como esta, lo único que podemos hacer es prepararnos para el huracán antes de que llegue.

Ahora Es El Momento De Preparar Sus Finanzas Para La Temporada De Huracanes

La resiliencia comienza con la preparación financiera. A menudo, los huracanes ocurren con poco o sin aviso, y lo inesperado puede tener un impacto en su planificación financiera. A continuación, presentamos consejos de preparación financiera que podrían ayudarle a prepararse para la temporada de huracanes de 2019.

  • Guarde dinero en efectivo en un lugar seguro. Después del huracán María, la mayoría de los cajeros automáticos en Puerto Rico dejaron de funcionar. Tenga dinero a la mano en caso de que tenga que comprar gasolina o suministros.
  • Cree un presupuesto para gastos relacionados con un desastre. Tenga en cuenta su ingreso y gastos fijos. Estime los costos de los deducibles del seguro, la posibilidad de desalojo obligatorio y elementos esenciales como comida, ropa, refugio, gasolina y asistencia médica de emergencia.
  • Documente sus finanzas antes de una emergencia. Esto le ahorrará tiempo y estrés al solicitar asistencia, si tuviera que hacerlo.
  • Tenga un fondo de emergencia. Considere ahorrar dinero en una cuenta de ahorros de emergencia y establezca una meta mensual de ahorros. Esto lo ayudará a establecer el hábito de ahorrar regularmente y prepararse financieramente para las temporadas de huracanes.
  • Descargue el kit de primeros auxilios financieros de emergencia de FEMA. Esta guía está diseñada para ayudarle a organizar y asegurar los documentos que necesitará durante el proceso de recuperación. www.ready.gov/financial-preparedness.
  • Verifique la cobertura de su póliza de seguro. Asegúrese de que su póliza cubra todas las necesidades específicas de su familia. Recuerde que la póliza de seguros estándar para dueños de vivienda no cubre daños por inundación y es posible que tenga que comprar seguro de inundación aparte.
  • Guarde los documentos financieros en un lugar seguro y protegido. Guarde copias de los documentos importantes, como certificados de bonos y acciones, números de cuenta de IRA o 401(k), estados bancarios y documentos de impuestos, como W2 y recibos importantes, en bolsas plásticas. Considere envolverlas en plástico antes de colocarlas en la bolsa para protegerlas contra el agua. Suba a la nube en internet copias digitales de los gastos importantes del desastre.
  • Resuelva sus asuntos financieros urgentes. Comuníquese con sus entidades de préstamo, acreedores y bancos para dejarles saber la situación en caso de un aviso de huracán. Además, haga una lista de los lugares que podrían ofrecerle asistencia financiera en caso de que la necesite después del desastre.
La Preparación Incluye La Salud Emocional

A medida que los sobrevivientes del huracán María se preparan para el pico de la temporada de huracanes, muchos continúan sobrellevando el estrés y los sufrimientos de la temporada pasada.

Es normal sentirse abrumado y ansioso por la seguridad de su familia. Algunas reacciones comunes a los desastres son la desconfianza o el estado de shock o conmoción, el miedo y la ansiedad, la tristeza y la depresión y sentimiento de impotencia. A veces, el daño emocional puede ser más devastador que las dificultades financieras causadas por los daños o la pérdida de la propiedad.

 

El proceso de sanación de cada persona es diferente y la mayoría de estas reacciones son pasajeras. Enfóquese en sus fortalezas y destrezas para seguir hacia adelante. A continuación algunos consejos que pueden ayudarle.

  • Prepárese para cualquier emergencia relacionada con un desastre.
  • Si puede, ayude a otros.
  • Hable sobre su experiencia.
  • Mantenga la comunicación con sus familiares y amigos.
  • Busque un grupo de apoyo.
  • Familiarícese con su estado emocional y el de su familia.
  • Pida ayuda cuando la necesite.
  • Establezca prioridades.
  • Comience o reestablezca sus rutinas.
  • Practique comportamientos saludables.
  • Mantenga una actitud optimista.

Si su estado emocional empeora o persiste por largos periodos de tiempo, sería beneficioso buscar asistencia de un consejero o ayuda profesional. Por otra parte, las personas que tienen condiciones emocionales preexistentes deben coordinar una cita con un profesional de la salud. También puede buscar ayuda comunicándose con la Línea PAS al 800-981-0023, TTY 888-672-7622. 

La Línea de Ayuda de Emergencias en Desastres de la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA, por sus siglas en inglés) brinda asesoramiento en momentos de crisis y apoyo a personas que experimentan angustia emocional relacionada con desastres naturales o causados por el hombre.

  • Teléfono 24/7: 800-985-5990 (multilingüe) – Para español, presione “2”
  • Envíe un mensaje de texto con la palabra: “Hablanos” al 66746
    • Desde Puerto Rico o Islas Vírgenes, envíe un mensaje de texto al 212-461-4635
  • Las personas sordas, con impedimentos auditivos o del habla pueden utilizar la opción de mensajería de textos o comunicarse con un consejero de DDH vía TTY al 800-846-8517.
  • Página web: https://www.samhsa.gov/find-help/disaster-distress-helpline/espanol
Planifique Para Mejorar Su Seguridad

 

Durante un desastre, la seguridad debe ser su prioridad. No espere a que suceda una emergencia para planificar.

Hay muchas maneras sencillas de prepararse, desde tener un plan hasta verificar sus alrededores. A continuación presentamos ejemplos que le podrían ayudar a estar preparado y seguro.

Personal

  • Para evitar tropiezos o caídas, retire artículos que obstruyan o restrinjan acceso a puertas, pasillos o salidas.
  • Planifique los pasos a seguir si necesita desalojar, practique las rutas de desalojo y conozca cuáles son los refugios más cercanos.
  • Mantenga su kit de emergencia familiar equipado con suministros esenciales, como agua y alimentos para por lo menos diez días por cada miembro de su familia, y asegúrese de que esté en un lugar fácil de encontrar.
  • Tenga un kit de primeros auxilios que incluya vendajes, gasas esterilizadas, termómetro y medicamentos recetados y sin receta.
  • Conozca sus alternativas para purificar el agua potable. Para más información, visitewww.cdc.gov/healthywater/emergency/pdf/make-water-safe-sp.pdf. Tenga una copia impresa de las instrucciones en caso de que haya un fallo en las comunicaciones durante la emergencia.
  • Los adultos mayores y las personas con discapacidades siempre deben llevar puesta su chapa de identificación o su brazalete médico de alerta, y empacar su información médica y dispositivos médicos en su kit.
  • De ser necesario, inscríbase en el Registro de Poblaciones con Necesidades Funcionales y de Acceso para obtener ayuda en caso de emergencia. Su información se compartirá con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) y con el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres. Inscríbase en:registros.salud.gov.pr/RegistrosPublicos/PoblacionesEspeciales/FunctionalAccessRegistry
  • No olvide tener consigo artículos importantes para los infantes y niños en su familia.

Hogar

  • Conozca cómo desconectar los servicios de agua y luz.  
  • Conozca el nivel de elevación de su hogar y corrobore si se encuentra en una zona inundable.
  • Identifique diques y represas cerca de su área y determine si representan un riesgo para usted y su propiedad.
  • Prepare un cuarto seguro en su hogar, como un baño o habitación, y mantenga ahí su kit de emergencia con suministros.
  • Instale tormenteras permanentes o paneles de madera contrachapada para proteger las ventanas y las puertas corredizas.
  • Si su casa es de madera, verifique sus conexiones estructurales. El techo, las paredes, el piso y sus cimientos tienen que interconectarse con anclajes de metal. De no poder utilizar anclajes, use amarras, cables de tensión o ganchos adicionales para sujetar el techo de manera segura al armazón de la estructura.
  • Si tiene que desalojar, cierre todas las puertas y ventanas. No deje las llaves de su hogar en lugares obvios, como el buzón.

Alrededores

  • Pode los árboles y arbustos alrededor de su vivienda.
  • Recuerde guardar dentro de su hogar todos los muebles de patio.

Propiedad

  • Estacione su vehículo en un lugar seguro y, de ser necesario, llévelo a otro lugar lejos de áreas que pudieran inundarse y donde puedan caer escombros.
  • Utilizando los anclajes correspondientes, fije todos los paneles solares, antenas satelitales, cisternas y calentadores de agua.

Generadores portátiles y otros equipos

  • Instale protectores de cambios de voltaje para evitar sobrecargas a sus equipos electrónicos por fluctuaciones de electricidad.
  • Al utilizar generadores portátiles, siga cuidadosamente las instrucciones del fabricante.
  • Identifique un lugar en el exterior donde colocará su generador portátil. Manténgalo lo más alejado posible de áreas comunes, áreas de trabajo, ventanas, puertas o rejillas de ventilación.
  • Utilice un cable de extensión de corriente adecuado y asegúrese de que su capacidad de voltaje exceda el total de vatios de todos los enseres conectados al mismo. Inspeccione el cable para asegurarse de que no esté dañado.
  • Instale detectores de monóxido de carbono que funcionen con baterías dentro de su hogar.
  • No almacene combustible dentro de su hogar. Cuando reabastezca el combustible, considere utilizar recipientes pequeños de alta calidad para gasolina y trate de evitar derrames y desbordamientos.
  • Si usted utiliza algún equipo médico que necesita electricidad para su funcionamiento, planifique tener un sistema de respaldo. También se puede comunicar con su proveedor de salud para preguntarle sobre algún plan alterno o de emergencia.
Preparación En El Salón De Clases

Los esfuerzos para compartir información que salve vidas siempre son bienvenidos. Este año escolar, los educadores juegan un papel importante en ayudar a los estudiantes a aprender sobre la preparación para huracanes.

 

Al hablar con los niños sobre los desastres es importante permitirles expresar sus sentimientos. Los maestros deben estar atentos a información errónea, los conceptos erróneos y los temores o preocupaciones subyacentes y luego abordarlas.

 

Es importante responder a sus preguntas de manera simple y directa. Estar informado puede ayudarles a sentirse mejor. La cantidad de información que será útil para los niños dependerá de su edad y nivel de desarrollo. Al igual que los adultos, los niños son más capaces de hacer frente a una crisis si sienten que la entienden.

 

Aquí hay algunas recomendaciones generales que los maestros pueden considerar cuando regresen al salón de clases:

  • Cree un ambiente seguro. Los niños deben sentirse seguros al hablar de sus experiencias pasadas y sus preocupaciones acerca de esta temporada de huracanes. La participación en el intercambio de experiencias siempre debe ser voluntaria.
  • Escuche los temores y preocupaciones de los niños. Tome en serio sus temores y trate de responder a sus preguntas de manera simple y honesta. Preste atención a cualquier señal de angustia emocional grave.
  • Comparta algunas de sus propias experiencias. Esto crea una conexión y les ayuda a darse cuenta de que no están solos.
  • Concéntrese en lo positivo. Comparta ideas sobre la preparación y cómo pueden ayudar a otros necesitados.
  • Mantenga las rutinas diarias tan normales como sea posible. Las rutinas dan confianza a los niños, les ayudan a establecer buenos hábitos y les ofrecen estabilidad durante momentos de estrés.
  • Involucre a los estudiantes en actividades creativas. Jugar o dejar que escriban historias o dibujen les da la oportunidad de expresar sus sentimientos.
  • Deles herramientas que puedan compartir con sus padres. Hable sobre la preparación y cómo pueden ayudar a su familia a estar lista en caso de un desastre.
  • Motívelos a participar en actividades de preparación. Por ejemplo, empodere a los estudiantes discutiendo lo que pueden necesitar en un kit de emergencia.

Para el beneficio de los educadores y estudiantes de Puerto Rico, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) preparó varios materiales y hojas de actividades que los maestros pueden usar en el salón de clases para estimular la conversación de preparación. Con la ayuda de los personajes Pablo y Paola, los niños pueden aprender sobre la preparación para huracanes de manera divertida y útil.

 

 

Algunos de los materiales son:

  • Folleto de Herramientas para Educadores con ideas para que los maestros las desarrollen con sus alumnos de preescolar, primaria y secundaria.
  • Hoja informativa con información importante sobre cómo abordar algunas de las necesidades emocionales del estudiante.
  • Varias hojas de actividades para ayudar a los estudiantes a participar de una manera más activa.
    • Ten un Plan Familiar
    • Hablemos de… Huracanes
    • Busca palabras – Temporada de huracanes
    • Busca palabras – Antes de la tormenta

Estos materiales pueden descargarse en los siguientes enlaces:

Permita Que Los Niños Participen

La planificación para desastres debe ser un asunto familiar. Hacer que cada miembro forme parte del plan es una oportunidad para hablar sobre un tema difícil en un ambiente menos estresante.

Los planes bien hechos reducen la toma de decisiones durante una crisis real, por lo que es una buena idea prepararse con anticipación.

Los niños pueden ser particularmente vulnerables al estrés como resultado de los desastres e incluso pueden sufrir de ansiedad debido a la interrupción de las rutinas familiares. Cuando los niños se sienten seguros, esto da tranquilidad a los padres.

Los siguientes consejos pueden ayudar a las familias a preparar a los niños para la temporada de huracanes.

 

Bienestar general:

  • Anímelos a hablar. Deje que hablen sobre el desastre y hagan preguntas. Aborde sus dudas lo mejor que pueda.
  • Comprenda sus miedos. Tome en serio sus miedos. Dígale que está bien sentir temor.
  • Manténgalos informados. Explique la información en palabras sencillas. No los abrume con actualizaciones repetidas de noticias y limite su acceso a los medios que muestran información de manera gráfica.

Proceso de preparación:

  • Inclúyalos en la elaboración del plan familiar de emergencia. Hacer planes con anticipación ayudará a que todos en la familia se sientan más preparados cuando ocurra un desastre.
  • Ayúdelos a hacer su kit de emergencia. Enséñeles lo que deben incluir. Deje que escojan algunas de las cosas que quieran poner en su kit, como sus peluches favoritos, juegos de mesa, libros y lápices de colores.
  • Enséñeles qué hacer en caso de una emergencia. Si sus hijos tienen la edad suficiente para usar un teléfono, enséñeles a marcar el 9-1-1 y cuándo deben hacerlo. También enséñeles que para otras situaciones podría ser mejor enviar un mensaje de texto porque es posible que las llamadas no se puedan completar.

Salud y nutrición:

  • Mantenga un menú balanceado en sus suministros. Abastézcase de alimentos no perecederos que también sean nutritivos como nueces, frutas secas, cereales, barras de cereales, compota de manzana, fruta enlatada, etc. Tenga suficiente agua potable.
  • Presénteles nuevos alimentos ahora. Comience a mostrarles alimentos no perecederos que pueden ser nuevos para ellos ahora. De esa manera no tienen que lidiar con demasiados cambios de dieta después de la emergencia.
  • Hable con su pediatra. Hable con su pediatra u otros profesionales médicos sobre sus planes de emergencia. Pídales que le recomienden un pediatra alterno para emergencias y pida copias de los archivos médicos de sus hijos, por si acaso.

Refugio:

  • Prepárelos para la experiencia. Explique lo que significa desalojar a un refugio.
  • Traiga algo que les dé seguridad. Es importante que sus hijos traigan su manta, peluche o juguete favorito al refugio.

Niños con necesidades especiales:

  • Considere el equipo especial necesario. Si su hijo usa equipo médico, como un ventilador, considere la posibilidad de tener un generador eléctrico de reserva si se va la electricidad y combustible para el generador.
  • Recuerde los detalles que marcan la diferencia. Para los niños y las personas con autismo, puede ser útil incluir un juguete, una pelota blanda o un artículo similar en su kit de emergencia.
  • Si es necesario, prepare un kit sensorial. Un kit sensorial para niños puede incluir chalecos con peso, pulseras y manta, juguetes para masticar, juguetes para personas inquietas, cepillos sensoriales, pelotas blandas, sistemas de comunicación por el intercambio de imágenes, audífonos que impiden que se transmita el sonido, casetas de campaña estilo pop-up y túneles para gatear.
Cree Su Plan De Preparación Familiar Para Huracanes

Planificar con tiempo puede ayudar a los sobrevivientes a sentirse mejor preparados. Tener a la mano lo que necesitamos para cuidarnos, a nuestros seres queridos y a nuestros hogares reduce el nivel de estrés en la emergencia.

Asegúrese de que su familia esté preparada con estos tres pasos claves:

Prepare un Kit

Las familias e individuos deben tener en cuenta sus necesidades específicas para asegurarse de tener los suministros adecuados para subsistir solos durante los primeros diez días después de un desastre.

  • Guarde un galón de agua por persona por día, para tomar y para saneamiento. En caso de que su suministro de agua se termine, tenga identificadas fuentes de agua, use filtros de agua o hiérvala si no está seguro de qué tan limpia esté. Tenga vasos desechables y recuerde limpiar los contenedores de agua luego de usarlos.
  • Reúna suministros de comida no perecedera para por lo menos 10 días para cada persona en el hogar. Las personas con dietas especiales y alergias necesitarán atención particular así como los bebés, niños pequeños y las personas mayores. Las madres lactantes podrían necesitar fórmula líquida. Parte de la compra de suministros para 10 días debe incluir productos de limpieza para la casa y para las personas.
  • La comida dietética enlatada, jugos y sopas pueden ser convenientes para personas enfermas o mayores de edad.
  • Tenga suficiente desinfectante de manos, antibiótico en ungüento, productos de higiene, pañales y toallas húmedas desechables disponibles para niños y personas mayores.
  • Asegúrese de tener agua y comida para su mascota. Asegúrese de que su mascota tenga un collar con identificación actualizada con el nombre de la mascota, el nombre del dueño, la dirección y el número de teléfono.
  • Tenga a la mano algún juguete favorito, peluche, libros y libros de colorear con crayones para los miembros más jóvenes de la familia.

Cree un plan de comunicación familiar

Puede que las carreteras queden intransitables y el servicio de celular podría verse interrumpido, identifique maneras alternas de mantenerse en contacto con sus seres queridos.

  • Elija a un amigo o familiar que no viva cerca como punto de contacto.
  • Decidan un lugar para reunirse en caso de que no puedan regresar a casa.
  • Mantenga los documentos importantes y números de teléfono con usted todo el tiempo.
  • Asegúrese de que sus hijos sean parte de las conversaciones de preparación y asegúrese de que se memoricen los números de contacto de emergencia o que los guarden en un lugar seguro.
  • Identifique el refugio más cercano en caso de que le ordenen desalojar su hogar, e informe a su familia dónde queda ubicado.

Manténgase informado

Escuche la información actualizada, antes, durante y después de un desastre.

  • La prensa local le proveerá órdenes de desalojo, detalles sobre las rutas de desalojo y la ubicación de los refugios
  • Asegúrese de que su radio de baterías funcione y de que tiene baterías adicionales.

Descargue la aplicación de FEMA en fema.gov/es/aplicacion para recibir alertas sobre condiciones inestables del clima, consejos de cómo mantenerse seguro y mucho más. Manténgase informado con alertas sobre el clima del Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos.

Este es el momento de informarnos y prepararnos para actuar. Cuando tenemos todo lo que necesitamos estamos listos, y eso nos ayuda a mantener nuestro bienestar. Si usted o alguien en su familia está experimentando problemas con asuntos relacionado con el estrés por desastre, llame a la Línea PAS al 800-981-0023, TTY 888-672-7622.

Piense En Sus Mascotas

Al prepararse para una emergencia, recuerde: lo que es bueno para usted, es bueno para su mascota.

Los huracanes Irma y María revelaron que las vacunas y las chapas de identificación son medidas importantes para mantener seguras a sus mascotas. Mantenga las vacunas actualizadas para reducir su riesgo de contraer enfermedades bacterianas que pudieran ser letales. También, mantenga su información de contacto actualizada, incluso considere un implante de microchip con su información en su mascota.

Al preparar las mascotas para la temporada de huracanes, considere lo siguiente:

Cree un plan

  • Tenga un cuarto seguro en su hogar para sus mascotas. Debe estar libre de objetos peligrosos como herramientas, escombros o productos tóxicos.
  • Busque un refugio cercano. Pregunte sobre los tipos de mascotas que aceptan, cualquier límite de tamaño u otras restricciones específicas a las mascotas.
  • Elija a alguien que cuide de su mascota. Considere una persona de confianza que ha interactuado anteriormente con su mascota.
  • Consiga una jaula o bulto de transporte apropiado. Considere esto como una inversión, no un gasto.

Prepare un Kit de Emergencias (para 10 días o más si no hay servicios básicos). Debe incluir:

  • Comida y agua.
  • Kit básico de primeros auxilios. Incluya guantes de látex y ungüento con antibiótico.
  • Medicamentos y documentos importantes.
  • Collar o arnés con chapa de identificación, chapa de vacuna antirrábica y una correa. Las mascotas deben usar sus collares en todo momento.
  • Higiene. Tenga papel de periódico y bolsas de basura a la mano.
  • Objetos conocidos. Juguetes, galletas y su cama preferida pueden ayudar a reducir el estrés.
  • Una foto de usted y su mascota juntos. Puede ayudar a documentar que usted es el dueño y a identificar su mascota.

Otros tipos de animales

  • Caballos. Mueva materiales peligrosos o inflamables fuera de las salidas y pasillos de los establos.
  • Aves. Déjele puesta la banda de identificación en la pata y transpórtelos en jaulas de viaje apropiadas.
  • Animales pequeños. Güimos, hámsteres y otros roedores deben tener suficiente material para su cama al igual que comida y agua.
  • Animales de granja. Planifique por adelantado para un posible desalojo.

Otras recomendaciones generales

  • Siempre tenga sus mascotas dentro del hogar cuando hay una amenaza de desastre.
  • Nunca deje una mascota amarrada, ya sea afuera o adentro.
  • Coloque una calcomanía o letrero de emergencia a su puerta o ventana, indicando que hay mascotas en el hogar. Quite la calcomanía cuando desaloje junto a su mascota.
  • Si necesita viajar por avión con su mascota, llame la aerolínea para conocer los requisitos específicos.
Prepárese Para 10 Días De Suministros

Los sobrevivientes deben prepararse con suministros esenciales para por lo menos 10 días. Esto significa tener suficiente comida, agua y otros artículos de primera necesidad para mantener a su familia.

Se exhorta a los residentes de Puerto Rico a tomar en cuenta las áreas donde viven y las necesidades particulares de su familia al momento de reunir los suministros. Las personas con discapacidades o con necesidades de cuidado de salud especiales deben considerar esas necesidades personales al momento de planificar.

Un kit básico de suministros de emergencia incluye:

  • Agua – un galón por persona por día, para beber y para propósitos sanitarios o 10 galones por persona
  • Comida – suficientes alimentos no perecederos para por lo menos 10 días por persona
  • Abrelatas manual
  • Alimentos para mascotas y agua adicional
  • Toallas húmedas desechables, bolsas de basura y papel toalla
  • Medicamentos recetados y sin receta
  • Teléfono celular con cargadores y batería externa
  • Gas propano
  • Baterías
  • Linternas o lámparas solares
  • Dinero en efectivo en billetes grandes y pequeños
  • Documentos importantes de la familia
Proteja Su Hogar

Evalúe el riesgo si decide quedarse en su hogar. ¿Vive en un área especial de riesgo de inundación? ¿Su hogar aguantará vientos fuertes?

  • Revalúe sus pólizas de seguro del hogar y de inundación
  • Proteja o refuerce las ventanas y puertas
  • Selle y sujete el techo y asegúrese de que esté en buenas condiciones
  • Pode los árboles y ramas
  • Almacene materiales inflamables en un lugar seguro
  • Sujete los paneles solares, antenas de satélites y sistemas de agua con un anclaje para techos
  • Verifique y limpie los desagües
  • Si vive en una zona inundable, mueva el carro a un lugar más alto en caso de una tormenta
  • Recoja cualquier escombro cerca de la casa
  • Guarde los muebles de patio, herramientas y equipo que estén afuera
Preparación para huracanes si vive en un apartamento

Vivir en un complejo de apartamentos significa que hay que tener consideraciones particulares al momento de prepararse para un huracán. Compartir sus paredes y áreas comunales implica que algunas acciones dependen de usted, mientras otras recaen sobre sus vecinos y la administración.

Los consejos a continuación ayudarán a los inquilinos a estar preparados en caso de una tormenta.

Proteja su hogar

Asegúrese de que su apartamento está en buenas condiciones y que es seguro refugiarse allí.

  • Mueva muebles, tiestos y otros artículos del patio y los balcones al interior de su apartamento.
  • Tenga tormenteras o paneles para sus puertas corredizas y ventanas de cristal. Pregunte al administrador del edificio o al dueño si se requiere algún estilo en particular. Si usted alquila, pregunte si el dueño del apartamento las provee y quién las colocará antes de la tormenta.
  • Identifique cuál es la habitación más segura, probablemente un dormitorio interior, baño o pasillo, y quédese ahí cuando se vea amenazado por las condiciones del viento.
  • Si vive en un piso alto, considere refugiarse en un apartamento en un piso más bajo

Almacene suministros para diez días

A menudo, los apartamentos no cuentan con mucho espacio de almacenaje, y podría ser difícil almacenar sus suministros. Si su cocina es pequeña, haga espacio en un armario, debajo de la cama o detrás del sofá. Llene las bañeras y la lavadora con agua para bajar los inodoros y para sus necesidades de limpieza.

Manténgase alejado de las ventanas

No se acerque a las ventanas durante la tormenta, y mantenga sus cortinas recogidas. El Centro Nacional de Huracanes advierte que no se debe usar cinta adhesiva en los cristales ya que puede causar un falso sentido de seguridad y ocasionar que, si se rompen los cristales, haya pedazos grandes y peligrosos volando por su apartamento.

Verifique su cubierta de seguro

Confirme con la administración del apartamento qué cubre su seguro. Comuníquese con su agente de seguros para asegurar su propiedad personal (contenido) y comprar seguro de inundación, si no lo tiene.

Conozca a sus vecinos

Es importante saber quién podría necesitar o dar una mano en caso de una emergencia. Es posible que los residentes se reúnan en áreas comunales y trabajen juntos para ayudarse entre sí a sobrellevar la emergencia.

Sugiera hacer un fondo de emergencia

Establecer un fondo de emergencia o redirigir el dinero de las cuotas de mantenimiento podría ayudar a cubrir artículos como generadores y otras reparaciones de emergencia en áreas comunes.

Estacione su vehículo en un área segura

Evalúe el área de su estacionamiento y, de ser necesario, lleve su carro a otro lugar lejos de donde se pueda inundar o puedan caer escombros.

Comuníquese con el administrador o la asociación de residentes de su edificio.

Independientemente de si vive en un condominio, una cooperativa o complejo de walk-ups, el administrador o la junta del complejo maneja los reglamentos, la información y los fondos para administrar el edificio. Verifique que el plan de preparación incluya:

  • Asignar líderes para ayudar a compartir la información y verificar a los residentes con necesidades especiales.
  • Recopilar los contactos de emergencia de los residentes.
  • Proveer los contactos de la administración y gerencia a los residentes.
  • Hacer un plan de comunicaciones para los residentes en caso de que los teléfonos no funcionen.
  • Informar a los residentes cómo funcionarán los portones de acceso en caso de que no haya electricidad.
  • Asegurarse de que el mantenimiento del generador esté al día con suministros adicionales disponibles (filtro, aceite, combustible).
  • Programar la recolección de desperdicios y la limpieza de las alcantarillas.
Evalúe Sus Necesidades De Refugio

En Puerto Rico, las inundaciones y deslizamientos de terreno a causa del huracán María alcanzaron áreas nunca antes afectadas. Como consecuencia, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) exhorta a los residentes de Puerto Rico a revaluar sus necesidades de refugio. Las personas con discapacidades y necesidades especiales médicas, de acceso o funcionales también deben dar prioridad a sus necesidades de refugio al hacer sus planes de emergencia.

Refugio en el lugar –Si piensa quedarse en su casa durante la tormenta:

  • Asegúrese de que esté en buenas condiciones y cumpla con las especificaciones para huracanes del código de construcción local. Tenga paneles de madera, tormenteras de metal o aluminio para proteger las ventanas y puertas.
  • Verifique en cuál zona de riesgo de inundación se encuentra su vivienda según el mapa actualizado de FEMA de Nivel de Inundación Base, cuando se publique. Esto puede ayudarle a determinar qué pasos preventivos debe tomar.
  • Almacene suministros para al menos 10 días, como un galón de agua y comida no perecedera por persona por día, comidas para dietas especiales, medicamentos y equipo médico.
  • Mantenga las mascotas dentro de la casa o llévelos a un lugar seguro identificado anteriormente.
  • Revise su plan de comunicación familiar.
  • Identifique varios lugares donde pueda ir y varias rutas de desalojo si el desalojo es obligatorio.

Refugio fuera de su casa – Si decide quedarse con amigos o vecinos:

  • Informe a su familia dónde se quedará y revise su plan de comunicación.
  • Lleve sus suministros consigo. Incluya comida, agua, medicinas y equipo médico.
  • Si tiene una mascota, identifique un cuido de mascotas y reserve un espacio.

Refugio colectivo – Si necesita quedarse en un refugio oficial:

  • Conozca cuál es el refugio más cercano. Si los oficiales locales le exigen desalojar, no lo piense dos veces. Váyase temprano.
  • Mantenga el tanque de combustible lleno en caso de que necesite su carro para salir del área. Si depende de la transportación pública, hable con las agencias locales de emergencias sobre los procesos de desalojo antes de un huracán.
  • Informe a su familia sobre la ubicación de su refugio y revise su plan de comunicaciones.
  • Planifique llevar consigo un kit de suministros para desastres. Incluya comidas de dietas especiales, medicamentos y equipos médicos. Tenga una copia de sus recetas en una bolsa plástica sellada por si necesita comprarlas.
  • Coordine con los vecinos, amigos o parientes para asegurarse de que hay alguien  disponible para cuidar o rescatar a sus mascotas si usted no puede.
Cómo Las Personas De Edad Avanzada Se Pueden Preparar

Cuando se aproxima un huracán, las personas de edad avanzada pueden sentirse especialmente vulnerables. Probablemente tengan su sentido de alerta disminuido, problemas de salud, necesidades de acceso y funcionales y varias otras limitaciones.

Puerto Rico alberga a más de 640,000 residentes de 65 años o más, y alrededor de la mitad viven con alguna discapacidad física o necesidad funcional. A menudo, necesitan ayuda de la familia y los vecinos para prepararse para una tormenta. Mientras sea posible, las personas de edad avanzada deben buscar refugio con la familia o algún proveedor de cuidados.

Las personas mayores que residen en un hogar de ancianos o alguna instalación para adultos, deben hablar con el administrador sobre el plan de desalojo /huracán específico de la misma.

Kit de preparación para las personas de edad avanzada

  • Un galón de agua por día. Las bebidas que contienen electrolitos son una buena fuente de hidratación.
  • Comidas listas para consumo no perecederas, preferiblemente ricas en vitamina B12 y bajas en sodio. Los suplementos vitamínicos pueden ayudar a prevenir las deficiencias nutricionales.
  • Sábanas, ropa extra y zapatos cómodos.
  • Espejuelos de repuesto, catéteres, baterías, sistemas de oxígeno, etc.
  • Kit de primeros auxilios, las tarjetas seguro médico y de Medicaid/Medicare.
  • Medicinas recetadas y copias de recetas que puedan actualizarse para hasta seis meses.
  • Chapas o brazaletes de alerta médica con la información sobre sus necesidades de salud.
  • Una lista de contactos de emergencia para comunicarse con familiares y amigos.
  • Suficiente dinero en efectivo, ya que el acceso a los bancos y las ATH podría ser limitado.
  • Copia de expedientes de la familia y otros documentos importantes, como certificados de nacimiento y matrimonio, tarjetas de Seguro Social, pasaportes, testamentos, escrituras, registros financieros, del seguro y de vacunas – todos guardados en una bolsa plástica sellada a prueba de agua.
  • Un radio de batería y/o un radio del tiempo de NOAA.
  • Una linterna de baterías o solar.
  • Un pito para pedir ayuda y un espejo pequeño para reflejar la luz del sol en caso de que tenga que hacer señas a los equipos de rescate.

Consejos si va permanecer en un refugio

  • Lleve con usted los artículos del kit de preparación que pueda.
  • Avise a la administración cualquier necesidad que pueda tener.
  • Avise a su familia y a sus contactos fuera de su área dónde se refugiará o dónde se quedará durante la tormenta.
  • Haga arreglos para el cuidado de su mascota.

Las personas de edad avanzada deben contar con una red de familiares y vecinos que puedan ayudarlos a prepararse para la emergencia.

Continuación de atención médica para personas de edad avanzada en caso de tormenta

Los desastres han demostrado que las personas de edad avanzada son particularmente vulnerables, especialmente si necesitan atención médica continua.

Las personas de edad avanzada que toman medicamentos deben considerar obtener recetas con repeticiones de hasta seis meses y de conservar una copia de las recetas, así como información sobre las dosis. Si la persona de edad avanzada está recibiendo algún tratamiento de rutina administrado por un hospital o recibe servicios regulares como atención médica domiciliaria, tratamiento o transportación, debe hablar con sus proveedores de servicios sobre sus planes de emergencia.

Los miembros de la familia que tienen un pariente en un hogar de ancianos, egida o comunidad de retiro, deben preguntar sobre el plan de preparación para emergencias del centro.

A continuación algunas preguntas que debe hacer:

  • ¿Cuál es el plan de desalojo y refugio en el lugar?
  • ¿Cómo se ha coordinado el plan con los voluntarios, la comunidad y el municipio?
  • ¿El personal está capacitado para los procedimientos de desalojo de emergencia?
  • ¿La instalación ha discutido el plan de emergencia con los residentes?
  • ¿Cuál es el número de teléfono o contacto principal para solicitar información?
  • ¿Cómo se comunicará la institución con los miembros de la familia si se interrumpen las comunicaciones?
  • ¿Tiene la instalación un sistema de energía de respaldo o un generador?
  • ¿Cuentan con suministros adicionales de agua, alimentos y medicamentos almacenados en el lugar?
  • ¿Cómo protegen los registros médicos y los suministros de los residentes?

Recordatorios para las personas de edad avanzada con diabetes

  • Alterne su reserva de insulina, use primero las que tienen la fecha de vencimiento más temprana.
  • Tenga monitores de glucosa adicionales, baterías y tiras reactivas con fechas de vencimiento prolongadas.
  • La insulina contenida en los viales o cartuchos suministrados por los fabricantes puede dejarse sin refrigerar a una temperatura de entre 59 y 86 grados Fahrenheit hasta un máximo de 28 días.
  • Las bolsas y paquetes más fríos pueden mantener la insulina fría durante unas horas y hasta varios días.
  • Siempre que sea posible, obtenga un generador eléctrico para mantener la insulina refrigerada.

Recomendaciones para personas diagnosticadas con Alzheimer:

  • No deje a la persona sola. Incluso aquellos que no son propensos a escaparse podrían hacerlo en entornos o situaciones desconocidas.
  • Si está desalojando, contribuya a hacer el cambio más llevadero llevándole su almohada y manta.
  • Si está en un refugio, evite estar cerca de las salidas y elija un rincón tranquilo.
  • Durante un episodio de agitación, responda a las emociones que se están expresando. Por ejemplo, diga: «Tienes miedo y quieres irte a casa. Está bien. Estoy aquí contigo».
  • Inscríbase con MedicAlert® + Alzheimer’s Association Safe Return®, un servicio de 24 horas a nivel nacional que puede ayudar a los equipos de respuesta rápida a devolver a la persona a su hogar de forma segura. Para más información llame al 888-572-8566 o visite www.alz.org; tienen asistencia en español disponible bajo petición.

Consejos para manejar equipo médico:

  • Para las personas de edad avanzada que viven en un condominio, una silla de desalojo o de escape permite un transporte rápido y seguro por las escaleras.
  • Haga un inventario de cualquier artículo especializado y números de modelo, tales como baterías adicionales para sillas de ruedas, oxígeno, catéteres y espejuelos.
  • Si se necesita oxígeno, consulte con el proveedor sobre los planes de emergencia.

Las personas de edad avanzada pueden dudar sobre pedir ayuda por miedo a parecer vulnerables. Nunca está de más tender la mano y ofrecer ayuda a las personas de la tercera edad, aunque no demuestren ninguna necesidad.

https://www.fema.gov/es

https://www.tiempo.com/estados-unidos.htm

 

 

 

 

 

 

 

 

laopinion Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
laopinion Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

Comment here