Destacadas

Pide CEPAL a países de América Latina «respuestas excepcionales» ante el impacto del COVID-19

Pie de fotografía cortesía de CEPAL: Alicia Bárcenas preside la reunión virtual con representantes de 13 países de América Latina

Jesús López Tapia

/Editor

HOUSTON, TX.- ¿Quiénes sufren mayormente los impactos socioeconómicos del COVID-19 en América Latina y el Caribe?

Son las mujeres y las poblaciones más desventajadas, como los trabajadores informales; los niños, niñas y adolescentes; los jóvenes, que poseen altas tasas de informalidad laboral; las personas mayores y las con discapacidad, y los pueblos indígenas y afrodescendientes.

Así lo afirmó Alicia Bárcenas, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Llamó a los países de la región, entre ellos México, a garantizar el acceso universal al testeo Covid-19 y al cuidado médico, «a mantener el acceso universal a servicios básicos (agua, energía, teléfono e internet), alimentos y medicamentos, a apoyar el consumo de amplios estratos de la población que son muy vulnerables a caer en la pobreza, a garantizar transferencias monetarias temporales y lo más universales posible para satisfacer necesidades básicas, y a proteger el empleo formal, ya que el rol de la seguridad social es clave en este momento para enfrentar la crisis de salud y sus  impactos socioeconómicos», dijo. «Una situación excepcional requiere respuestas excepcionales».

Durante la reunión que sostuvo con los Ministerios de Desarrollo Social y la Comisión regional de la ONU, en México, Bárcenas urgió a implementar políticas universales, redistributivas y solidarias «para evitar otra década perdida».

Recordó que antes de la difusión del COVID-19 ya la región se encontraba en declive en términos de pobreza extrema y salud.

Especificó que en el 2017 habían 468 millones de personas pobres, «que son los más afectados ante las pérdidas de empleo» a causa de la pandemia, y precisó que «el gasto social en salud en América Latina y el Caribe alcanza el 2.2 por ciento del PIB, lejos del 6 por ciento sugerido por la Organización Mundial de Salud».

Anticipó un crecimiento negativo de -1,8% para la región, con muy probables sesgos a la baja.

La secretaria ejecutiva de la CEPAL subrayó que la solidaridad y responabilidad colectiva son clave para contener y enfrentar la pandemia, y advirtió que la crisis puede profundizar expresiones de malestar, desconfianza y desafección democrática, lo que constituye un riesgo importante para la cohesión social.

Por ello, «urge apelar a un pacto social centrado en el bienestar y los derechos de las personas par enfrentar los impactos presentes y futuros de la crisis planteando una lógica de protección colectiva e igualdad, con respuestas solidarias en los costos y el financiamiento. Tenemos que avanzar hacia sociedades menos desiguales y más solidarias, sin dejar a nadie atrás», dijo finalmente.

La CEPAL es una de las cinco comisiones regionales de las Naciones Unidas y su sede está en Santiago de Chile. Se fundó para contribuir al desarrollo económico de América Latina, coordinar las acciones encaminadas a su promoción y reforzar las relaciones económicas de los países entre sí y con las demás naciones del mundo.

Participaron en  la reunión virtual de este viernes trece países de América Latina. El siguiente encuentro será con los países del Caribe de habla inglesa y francesa, ambos organizados por la Secretaría de Bienestar de México.

María Luisa Albores, secretaria de Bienestar de México y Alicia Bárcenas, inauguraron la reunión.

 

 

 

 

 

laopinion Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
laopinion Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

Comment here