Comunidad

No logran apagar a La Luz del Mundo

Por LCC Judá Álvarez

Phoenix, Arizona.- Ni la voraz pandemia que se vive en todo el mundo, ni la guerra mediática desatada y orquestada con toda zaña en su contra, ha logrado opacar y mucho menos apagar a iglesia La Luz del Mundo, que este 9 de agosto, inició desde Phoenix, Arizona los festejos de su maxima celebración mundial llamada la Santa Cena.

Celebración que vienen realizando ininterrumpidamente desde hace varias centurias desde su sede mundial en Guadalajara, Jalisco, Mexico, hasta donde se han dado cita más de 350 mil delegados de los más de 60 países donde tiene presencia esta organización religiosa.

En entrevista, el licenciado Isaías Campos, vocero del evento de bienvenida, señaló que esta ocasión, la realizan de manera virtual, en observancia y respeto a las indicaciones de las autoridades gubernamentales y de la salud, así como para proteger la integridad física de todos los miembros de la iglesia, y en solidaridad con toda la sociedad en general, para frenar este flagelo que azota a la humanidad mundial.

Durante la ceremonia de bienvenida realizada en su imponente templo regional recientemente inaugurado de esta ciudad, fue leído un mensaje de bienvenida del Presidente Internacional de esta iglesia, el Dr. Nassón Joaquín García.

El Lic. Campos mencionó asimismo que este evento fue seguido vía internet por miles de fieles de la Iglesia alrededor del mundo, quienes desde sus hogares pudieron unirse a esta celebración, las más de 900 mil conexiones dieron cuenta de ello.

Durante el evento desfilaron por medio de vídeos, las delegaciones de los países asistentes  que en su mensaje unísono afirmaban de manera vehemente que aún en la distancia estaban ahí presentes, a lo que los asistente en el recinto asentían con expresiones de júbilo.

Es preciso mencionar aquí, que contra todo pronóstico de que esta organización religiosa se vería mermada y en decadencia tras la campaña de desprestigio y difamación en contra de su dirigente internacional, no se mira ni el más mínimo efecto, al contrario muestra cada vez más su músculo de fuerza y presencia, de desarrollo y éxito.

“Los trabajos de esta festividad, se componen de pláticas y exposiciones de temas de enseñanza doctrinal, encaminados a la integración familiar y matrimonial, al aspecto espiritual, moral, físico, social y cultural, creando conciencia en cada creyente para seguir siendo buenos cristianos para Dios, pero también buenos ciudadanos para el mundo”, señaló el vocero.

laopinion Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
laopinion Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

Comment here