Destacadas

Destapan la cloaca en México: Calderón, Peña Nieto, cinco senadores y un diputado acusados de corruptos

/Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.- Los expresidentes mexicanos Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, así como cinco exsenadores y un exdiputado federal, fueron involucrados en supuestos actos de soborno, por Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos.

Es el caso de la empresa constructora brasileña Odebrecht, que repartió 220 millones de pesos para recibir canongías y privilegios en los dos sexenios anteriores, informó el Fiscal General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero.

Lozoya Austin está acusado por delitos de corrupción y su denuncia es un acuerdo de colaboración con la justicia mexicana.

«Este individuo está señalando que hubo una serie de sobornos por una cantidad que pasa los 100 millones de pesos (US$4,4 millones), los cuales fueron fundamentalmente utilizados para la campaña 2012 a la presidencia de la República», indicó el fiscal en un video de poco más de cuatro minutos, que fue divulgado a través del canal de YouTube de la FGR.

«El que después fue presidente (Peña Nieto) y su secretario de Hacienda (Luis Videgaray) son las personas que le ordenaron que este dinero fuera entregado a varios asesores electorales extranjeros que colaboraron y trabajaron para la campaña», añadió, indicando que el dinero «vino de Odebrecht».

Lozoya también denunció que se usaron 120 millones de pesos (US$5,3 millones) para la «compra de votos»de legisladores para la aprobación de reformas estructurales, entre ellas la Reforma Energética, de 2013 y 2014, que le dio lugar a la apertura de este sector a la inversión de empresas privadas desde el año 2013.

En este caso el dinero fue entregado «a un diputado y cinco senadores» cuyos nombres no fueron revelados.

En otro señalamiento, Lozoya denunció que en el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) hubo «una serie de beneficios económicos» a favor de la empresa mexicana Etileno XXI, socia de Odebrecht.

«Se les dieron una serie de beneficios en los precios de los insumos en los que el gobierno federal tuvo pérdidas muy graves», indicó el funcionario, citando la declaración de Lozoya.

El fiscal dijo que Lozoya señaló a «cuatro testigos, recibos y un video».

La FGR procederá a revisar las pruebas «y en el caso de que sea procedente, a las personas que él imputa los llamaremos a declarar», dijo Gertz.

Calderon dice ser perseguido político de AMLO

En su cuenta de Tweeter, el expresidente Felipe Calderón dio a conocer un informe de Radiofórmula, de que el partido México LIbre que él representa, lograría «el 10 por ciento los votos en la elección del 2021», y luego afirmó en su cuenta:

«Esto explica la persecución que sin fundamento ni derecho el presidente ha desatado contra nosotros, utilizando a la Justicia con propósitos políticos y contraviniendo la ley en materia de Admon de Justicia; ¡seguiremos adelante!».

Por su parte, el expresidente Peña Nieto, no ha hecho ningún comentario sobre la denuncia en su contra por parte de su exdirector de Pemex, Lozoya.

El caso Odebrecht

El Caso Odebrecht es una investigación del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, junto con otros 10 países más de América Latina sobre la constructora brasileña Odebrecht, en la que se detalla que la misma habría realizado coimas de dinero y sobornos, a presidentes, expresidentes y funcionarios del gobierno.

Marcelo Odebrecht, un ejecutivo de 47 años, que pasó de ser el gerente de una de las firmas de construcción más grandes del mundo, a tener temblando a gobernantes y mercados de la región con sus confesiones de corrupción a las autoridades judiciales brasileñas. es un escándalo de corrupción mundial que ha derrocado a presidentes, políticos, figuras empresariales y abogados en Latinoamérica, Europa y África.

Marcelo fue arrestado en junio de 2015. En diciembre de ese año dejó su puesto ejecutivo en la empresa. Y en marzo de 2016 fue condenado por el Tribunal Federal de Curitiba a 19 años y cuatro meses de prisión por haber pagado más de US$30 millones en sobornos a funcionarios de la estatal petrolera Petrobras para obtener contratos.

El escándalo salió a la luz en 2014 con la investigación de la Operación Lavado de Autos (Operação Lava Jato) de Brasil sobre lavado de dinero, soborno y manipulación de ofertas en relación con contratos de obras públicas adjudicados a precios inflados en una docena de países. Uno de los nueve fiscales brasileños que inicialmente investigó el caso, Carlos Lima, lo describió como “una cosa de belleza criminal”.

En 2014, una investigación brasileña con el nombre de Operación Lavado de Autos (Operação Lava Jato) descubrió una red de sobornos entre políticos y empresas privadas que incluía a Odebrecht.

A partir de esa investigación, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ por sus siglas en inglés) lanzó una investigación en 2016 para descubrir un sistema de sobornos que Odebrecht pagó a diferentes gobiernos de Latinoamérica por la adquisición de contratos públicos de construcción. El Departamento de Justicia considera que el escándalo de Odebrecht es el “caso de soborno extranjero más grande de la historia”, no solo porque la compañía pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos, sino también por la intrincada red a través de la cual se realizaron los pagos. Los países afectados todavía están en el proceso de desenredar la retorcida red de varias compañías, compañías fantasmas, empresarios y políticos. 

Esto le permitió a Odebrecht ganar contratos y otros beneficios por un total de 3.34 mil millones de dólares, según el Departamento de Justicia, que describió el esquema como “masivo e incomparable”.

¿Qué es la Operación Lavado de Autos?

Obtuvo este nombre porque los investigadores inicialmente se centraron en una estación de servicio y lavado de autos donde se lavaron algunos pagos. Esto permitió descubrir el esquema masivo para defraudar a Petrobras, la empresa más grande de Brasil y un símbolo del arraigado nacionalismo económico del país, lo que llevó a revelar el esquema de sobornos de Odebecht.

Odebrecht admitió que comenzó a sobornar sistemáticamente a funcionarios alrededor de 2001. Cinco años más tarde, creó una división completa, la División de Operaciones Estructuradas, dedicada principalmente a realizar pagos corruptos.

Las declaraciones de procesamiento y los documentos judiciales muestran que la división funcionó como una unidad de soborno independiente dentro de Odebrecht. La división le reportaba a los niveles más altos de la compañía. Para ocultar sus actividades, utilizó un sistema de comunicaciones y pagos completamente separado y fuera del libro llamado Drousys. Los operadores y los conspiradores discutieron los sobornos utilizando correos electrónicos seguros, nombres de código y contraseñas.

¿Qué países están involucrados?

Brasil: Casi un tercio de los ministros del gobierno de Brasil que sirvieron bajo el ex presidente, Michel Temer, se han enfrentado a una investigación. El antecesor del actual presidente Jair Bolsonaro, enfrenta una investigación en relación con Odebrecht. Negó todas las acusaciones de corrupción y acusó al poder judicial del país de prestar atención a los rumores y destruir la reputación.

Ecuador: El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, se convirtió en el funcionario gubernamental de más alto rango en ser condenado en el escándalo cuando fue sentenciado en diciembre de 2017 a seis años de cárcel. Los fiscales dijeron que recibió 13,5 millones de dólares en sobornos de Odebrecht.

Colombia: Acusó a un ex viceministro de transporte, Gabriel García Morales, y a un ex senador, Otto Nicolás Bula, quien dirigió la campaña electoral del ex presidente, Juan Manuel Santos. Alegó que fue financiado con pagos irregulares de Odebrecht. Santos asegura que no autorizó ningún pago ni sabía nada sobre ellos.

Venezuela:  la ex fiscal general Luisa Ortega huyó del país tras ser despedida. Alega que el presidente Nicolás Maduro está implicado y que un tribunal superior está bloqueando una investigación. Odebrecht ha negado su otra acusación: que pagaron 100 millones de dólares al vicepresidente del partido socialista, Diosdado Cabello. Venezuela ha quitado proyectos inacabados de Odebrecht y ha bloqueado las cuentas bancarias de la compañía.

Perú: Cuatro ex presidentes han sido puestos bajo investigación. Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia se enfrentan a penas de prisión potencialmente prolongadas por presuntamente recibir pagos para financiar sus campañas presidenciales en 2006 y 2011. Alan García, quien se desempeñó como presidente de 1985 a 1990 y nuevamente de 2006 a 2011, se suicidó el 17 de abril de 2019 cuando la policía lo iba a arrestar por las acusaciones de que recibió sobornos de Odebrecht.

Se cree que el ex presidente Alejandro Toledo, acusado de recibir 20 millones de dólares en sobornos, vive en los Estados Unidos y el gobierno peruano ha presentado una recompensa de 30,000 dólares por información que conduzca a su arresto.

Por su parte, Keiko Fujimori ha sido objeto de una investigación preliminar. El fiscal general dice que una nota encontrada en el teléfono móvil de Marcelo Odebrecht la implica. Ella negó haber recibido dinero de la compañía.

Panamá: Se han acusado a 17 personas, incluidos funcionarios del gobierno de recibir sobornos de Odebrecht. También se acusa al presidente Juan Carlos Varela de recibir donaciones de Odebrecht. Varela niega toda mala acción.

México: Emilio Lozoya, ex director de Pemex fue detenido en Málaga, España por haber recibido presuntos sobornos de Odebrecht, y extraditado a México.

Ahora Lozoya afirma que los expresidente mexicanos Felipe Calderón y Peña Nieto también están involucrados, y ha presentado a la Fiscalía General de la República los nombres de cuatro testigos, recibos firmados y un video.

Fotografías: Emilio Lozoya y Marcelo Odebrecht.

laopinion Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
laopinion Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

Comment here