Destacadas

Recuerdan muerte y resurrección de Cristo en la Iglesia La Luz del Mundo

«En el desierto brota Fuente de Agua Viva»: LLDM

Fotografías cortesía de Berea Internacional

Jesús López Tapia
/Editor

PHOENIX, ARIZONA.- La celebración de la Santa Cena 2020 de la Iglesia La Luz del Mundo fue histórica, con un profundo sentido espiritual, con temor reverencial y un fuerte compromiso de sus miembros a mantener la unidad perfecta entre Dios, Cristo y su Apóstol Naasón Joaquín García.

Este evento, «el más sublime dentro de esta organización religiosa», fue difundido en vivo, el viernes, por algunos canales de televisión de México, Honduras y Brasil, estaciones de radio y prensa como El Informador de Guadalajara, ciudad donde se encuentra la sede internacional de la Iglesia. Además, se conectaron a la festividad 1 millón 600 mil personas vía Facebook, You Tube y SoundCloud.

«Los fieles de la Iglesia recibieron la señal desde sus hogares, como muestra de cuidado y protección a su salud y en solidaridad hacia la sociedad y a las autoridades», dijo Isaías Campos, vocero del evento. «Los miembros que asistieron al templo observaron las medidas de distanciamiento social y el uso de cubre boca siguiendo las recomendaciones del departamento de Salud».

Al comer el pan y beber la copa, para dar cumplimiento al mandato del Señor Jesucristo, los asistentes lo hicieron en representación de toda la membresía esparcida en los cinco continentes -alrededor de cinco millones de fieles-, pues en los 82 años que llevan de realizar la Santa Cena el 14 de agosto, es la primera vez que lo hacen fuera de la ciudad de Guadalajara y por vía Internet.

En esta ocasión el templo de La Luz del Mundo de esta ciudad de Phoenix, fue el anfitrión de la fiesta considerada «la más grande de toda la Tierra». Y los preparativos se iniciaron desde el 1 de agosto para culminar el 14, en donde con gran reverencia los hermanos y las hermanas y el coro representativo del coro universal de la Iglesia entonaron himnos y cánticos espirituales alabando a Dios y a su Hijo Jesucristo, consagrándose durante esos días para el momento culminante.

«Una vez más la Iglesia La Luz del Mundo demuestra que ni el tiempo ni la distancia son impedimentos para recibir el regalo más hermoso que Dios le ha dado a la humanidad», expresó Campos. «La ceremonia mantuvo su esencia de espiritualidad con alabanzas, glorias a Dios y aleluyas al
Altísimo en comunión y un ambiente de fraternidad espiritual. Aunque en esta ocasión especial desde sus hogares, todos unidos en un mismo sentir. Las imágenes de los fieles en sus hogares permitieron ver la convivencia e interacción entre diferentes culturas mostrando el
pluralismo y diversidad cultural de la iglesia».

La ceremonia religiosa culminó con una oración y un agradecimiento hacia las autoridades en sus diferentes niveles.

«El sábado 15 a las 10 de la mañana, se reunieron en el templo icónico de la ciudad de Phoenix, para despedirse y dar por terminada la Fiesta Espiritual más grande de toda la Tierra donde se volvieron a ver, a través de las plataformas digitales, los diferentes continentes y países en que se encuentran establecidos los hijos de Dios. Niños, adolecentes, y personas de la tercera edad se veían levantar sus manos para saludar con rostros muy felices elevando
letreros alusivos a victoria y triunfo deseándose ver la próxima festividad de Santa Cena», expresó finalmente Campos.

 

laopinion Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
laopinion Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

Comment here