Destacadas

Batallón espiritual en lejana isla del oriente conquista almas para Cristo

Jesús López Tapia
/Editor

HOUSTON, TX.- Fe, amor, obediencia y valor son las virtudes que se destacan en la joven Zabdi Hernández,  misionera de la obra de Dios en la isla de Guam, al otro lado del mundo.

Zabdi forma parte del primer batallón espiritual que la Iglesia del Dios Vivo Columna y Apoyo de la Verdad La Luz del Mundo (LLDM), envía a la isla a conquistar almas para Cristo. Ella pertenece a la Iglesia Central de Houston y su vocación la llevó a anotarse para ser aspirante a la obra.

¿Qué motiva a una joven o a un joven apartarse de la comodidad de su hogar y llegar a una lejana isla del Pacífico para predicar la Palabra de Dios? Sin duda el amor a las almas.

El apóstol Pedro en su primera Carta exhorta a los creyentes a “anunciar las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”.

Y eso hace Zabdi con otras nueve personas, desde hace tres años en la isla de Guam, perteneciente a Estados Unidos y ubicada muy cerca de Japón, Corea y Las Filipinas.

Guam forma geográficamente parte de las islas Marianas, es la isla más grande al sur de la cadena. Es un puesto avanzado clave para las fuerzas estadounidenses y tiene seis mil soldados desplegados en la zona, algunos en la base aérea de Andersen y otros más en la base naval de Guam.

El ejército de Estados Unidos contribuye en gran manera a la economía de la isla, al igual que el turismo, pues en el 2016 llegaron a la isla un millón y medio de visitantes, atraídos por las playas paradisíacas, los complejos hoteleros y las tiendas duty-free, según fuentes del gobierno local.

Predicación histórica

“Somos el primer batallón espiritual que ha llegado a esta Isla, la Iglesia nunca había estado en esa isla. Nuestro trabajo fue ir y establecer la Iglesia, tener un lugar para la Iglesia y eso es empezando de cero”, dijo durante una entrevista para La Opinión de Houston.

Zabdi vino por unos días a visitar a sus padres y abuelos que viven en esta ciudad. Su regreso a Guam fue el viernes 27. Durante la entrevista estaban sus abuelos.

“Desde el principio, cuando íbamos para allá no sabíamos dónde nos íbamos a quedar. No teníamos un lugar específico, íbamos con la pura ayuda de Dios y la bendición del apóstol del Señor, no teníamos ni idea dónde nos íbamos a quedar y si íbamos a padecer por hambre”, relató la joven.

Mas la fe y la confianza en Dios prevaleció en ella, y en los que le acompañan: tres jóvenes varones y dos señoritas más; un matrimonio que está al cuidado de ellos y dos de sus hijos, quienes forman el primer batallón espiritual en la isla de Guam.

Zabdi nació en el seno de una familia perteneciente a la Iglesia La Luz del Mundo, y sintió la vocación de misionera desde los 14 años. “Desde la Primer Caminata que hizo el Siervo de Dios nuestro hermano Naasón Joaquín García con la juventud, él nos animó a salir a la obra, pero tuve que prepararme cuatro años más, fue su indicación”, manifestó.

Su preparación consistió, dijo, en permanecer siempre activa en la Iglesia; participaba en el coro y en las actividades de su grupo; asistía a los estudios de obreros locales y salía a predicar aquí en Houston.

Hasta que cumplió 18 años, se apuntó para la obra y fue enviada a 7479 millas de Houston, unas 20 horas y media de vuelo, a predicarle a las almas que habitan en un lugar llamado isla de Guam. Un hecho histórico en realidad, porque hasta entonces la Iglesia no había llegado a ese lugar.

Fue Jesse Unciog, originario de esa isla, un simpatizante de LLDM quien escuchó la doctrina en California, y envió una carta al entonces apóstol de Jesucristo, Samuel Joaquín Flores pidiendo que enviaran misioneros a su isla.

“Esa carta se perdió, nadie sabe dónde quedó”, expresó Zabdi. “Sin embargo, el señor Jesse envió otra carta al apóstol Naasón Joaquín García, ofreciendo sus condolencias por el fallecimiento de su padre Samuel y pidiéndole que enviara misioneros a su isla”.

Así es como el apóstol Naasón mandó el primer batallón espiritual a Guam en noviembre de 2018, del cual Zabdi forma parte.

Guam tiene enormes bellezas naturales y es un encanto cultural para miles de japoneses y coreanos que visitan esta isla cada año. Aquí se habla el idioma inglés y muy poco ya el idioma chamorro, de la isla.

El lugar es conocido como “donde comienza el día de Estados Unidos”, es aquí donde inician los amaneceres del país, geográficamente hablando. Es un territorio organizado en 19 ciudades no incorporado a los Estados Unidos como lo son las Islas Marianas del Norte, que es un Estado Libre asociado a Estados Unidos.

La colonización española duró 230 años, hasta la guerra hispano-estadounidense de 1898, cuando España perdió a favor de Estados Unidos la isla de Guam por  el Tratado de París de 1898.

En esta isla de 549 kilómetros cuadrados, viven alrededor de 173 mil 500 personas, según el más reciente censo de Estados Unidos.

Zabdi está muy contenta y feliz, dijo, “porque pronto habrá bautismos y la gente es muy amable  y nos escucha”.

“El 90 por ciento de los pobladores de Guam profesa la religión católica, sin embargo, hay almas que se están convirtiendo a la Iglesia La Luz del Mundo y sólo esperan que haya bautismos”, aseguró.

Para sostener la obra ella trabaja en un banco en la isla, y junto con sus compañeros realizan rifas para obtener fondos y adquirir un lugar donde se construya un templo.  Las oraciones se llevan a cabo en un lugar acondicionado provisionalmente cercano a su domicilio, mientras tramitan el permiso legal para establecerse como una asociación no lucrativa.

La entrevista a Zabdi Hernández

Pregunta (P):-¿En qué lugar se encuentra de misionera?

Respuesta (R): -Estoy en la Isla de Guam

P:-¿Desde hace qué tiempo?

R:-Desde noviembre de 2018.

P:-¿Qué le motivó a ir para allá?

R:-Bueno, desde la Primera Caminata que hizo el Siervo de Dios nuestro hermano Naasón Joaquín García con la juventud, él nos animó a salir a la obra, pero entonces yo tenía 14 años, pero él nos dijo que si todavía éramos menores de edad no nos desanimáramos sino trabajáramos en la Iglesia y nos dio una lista de cosas que hacer para estar preparados cuando llegara nuestro tiempo, y después en el año 2018, él después de la Santa Cena dijo que iba a venir a este lugar de Houston, y como dijo esto yo ya estaba decidida para salir a la obra.

P:-¿Cómo fue su preparación?

R:-Traté de ser lo más activa que podía. Estuve en el coro de la Iglesia, y traté de ser activa en mi grupo y en todo aquello que me solicitaran en la Iglesia; asistía a los estudios de obreros locales  y salía a la obra aquí en Houston.

P:-¿Su misión allá en qué consiste?

R:-Somos el primer batallón espiritual que ha llegado a esta Isla, la Iglesia nunca había estado en esa isla. Nuestro trabajo fue ir y establecer la Iglesia, tener un lugar para la Iglesia y eso es empezando de cero. Yo trabajo en un banco para poder dar a la Iglesia un patrimonio. Trabajamos en lo material y también tenemos actividades como ventas para obtener más fondos, y en lo espiritual salimos a la obra a predicar a las almas.

P:-¿Tocan puertas?

R:–Tocamos puertas, antes de la pandemia era más fácil pero ahora también lo hacemos por teléfono, llamamos a las almas; ahora ya gracias a Dios podemos otra vez hacer nuestras reuniones en persona.

P:-¿Hay un ministro?

R:-No hay ministro, es un batallón con un responsable y somos seis jóvenes, tres señoritas y tres jóvenes, y hay almas que escuchan la Palabra; hay dos almas esperando bautismos y una alma que es bien constante y escucha la Palabra.

P:-¿Es una visita?

R:-Es una visita; y hay una hermana de la Iglesia ya bautizada. Ella no es parte del batallón es una hermana que vive allá en la Isla.

P:- ¿Ella es la referencia, por ella están ahí? O ¿cómo fue que decidieron ir a ese lugar?

R:-Pues el Siervo de Dios tuvo el pensamiento de enviarnos a ese lugar, porque desde antes del tiempo del apóstol del Señor, nuestro hermano Samuel una de las personas nativas chamorros de esa isla le mandó una carta al apóstol de Dios nuestro hermano Samuel pidiendo que mandara misioneros a ese lugar porque él había escuchado de la Iglesia cuando vivía en California y él dijo que quería que su Isla tuviera también esa Doctrina. Él mandó una carta, pero esa carta fue perdida nadie sabe cómo se perdió pero después cuando durmió el apóstol del Señor nuestro hermano Samuel, él mandó otra carta al apóstol de Jesucristo nuestro hermano Naasón, le dijo a él que Dios lo bendiga, que manda su consuelo para la familia porque había fallecido su padre, y también otra vez pidiendo que mandaran misioneros a ese lugar y así es como estuvo Guam en el plan de Dios. Fue a través de Jesse, un nativo, él fue el que mandó la carta.

P:- ¿Y hablan ustedes los dos idiomas, el chamorro y el inglés?

R:- Hablamos más el inglés, el chamorro solamente lo hablan los que ya son como más ancianitos, ya se está perdiendo el idioma chamorro allá, sólo los nativos son los que hablan.

P:-¿Y cuál es la meta que tienen?

R:-Nuestra meta es que las almas sean bautizadas.

P:-¿Cuántas personas viven allá?

R:-En la isla hay más de cien mil personas, y nuestra meta es predicar en el tiempo que nos quedemos en ese lugar, predicar a todas las almas que podamos y que las almas que ya han pedido su bautismo que ese deseo sea cumplido en ellos, y seguir trabajando en lo material para obtener dinero y establecer legalmente la Iglesia en ese lugar.

P:-¿Ya tienen un lugar para construir una Iglesia?
R:-No. Nosotros ahorita hacemos las oraciones en una casita separada de nuestra casa principal, ahorita ese es el templo, pero ahorita estamos con ese pensamiento de tener ingresos para conseguir el lugar, obtener el permiso y conseguir el patrimonio para nuestra Iglesia.

P:-El gobierno de Estados Unidos domina la isla, ¿cierto?

R:-Sí, es un territorio de Estados Unidos pero son leyes diferentes; solamente distribuyen el dinero que sobra de los Estados Unidos para ayudarlos a ellos; seguimos las reglas de Estados Unidos, pero hay un gobierno allá independiente que puede hacer distintas reglas a la de los Estados Unidos.

P:-¿Cómo es el ambiente, la gente es amable, cómo los trata?;  ¿las temperaturas son muy altas, las autoridades permiten la libertad de creencia, que ustedes prediquen una fe diferente a la fe que tiene la población?

R:-Pues yo crecí aquí en Houston, allá la temperatura es igual es caliente, pero todo el año es caliente, no hay frío en ningún tiempo del año; llueve mucho pero no está húmedo. Y las personas no nada más con los chamorros sino alrededor de las otras islas de Indonesia, todas las gente son amables; tratan a todos como si fueran su familia.

P:-Hace cuatro años hubo un conflicto entre Estados Unidos y Corea, se disputaban la isla, ¿a quién pertenece realmente?

R:-Es que la isla está bien cerca de Japón, de Corea y de las Filipinas, pero la isla pertenece a Estados Unidos.

P:-¿No han sentido ustedes la tensión en la isla, por algún peligro de guerra?

R:-No, nunca.  Todo está bien organizado en la isla, solamente las personas que usan uniforme militar y están en activo pueden entrar a esas bases con sus familias, si no eres militar no puedes entrar, yo nunca he entrado a ninguna de las bases. Así es como se administra ahí, todo es muy bien; hay muchos turistas; la isla está llena de personas de Corea y de Japón, pero todos siempre bien amables, no hay ningún conflicto que se sienta.

P:-Algunas experiencias que pudiera platicarnos.

R:-Desde el principio, cuando íbamos para allá no sabíamos dónde nos íbamos a quedar. No teníamos un lugar específico, íbamos con la pura ayuda de Dios y la bendición del apóstol del Señor, no teníamos ni idea dónde nos íbamos a quedar y si íbamos a padecer por hambre, pero cuando llegamos, Jesse, Dios le puso en su corazón y su familia su hermana, su amigo, nos hospedaron por un mes, y nos ayudaron para poder hacer ventas; para poder seguir adelante, pero desde el principio no hemos tenido mucha ayuda, pero a nosotros Dios nunca nos ha dejado y es algo que quiero decir, yo creo que todos los hermanos lo saben que Dios siempre está con nosotros, especialmente si tenemos la bendición del apóstol del Señor, siempre habrá bendición y está creciendo la doctrina en la isla de Guam, gracias a Dios, y las almas esperan su bautismo, pronto, y así poder establecer la Iglesia legalmente, sólo eso que  Dios está con el apóstol del Señor. El 90 por ciento de la población profesa la religión católica, pero gracias a Dios las personas sí escuchan el mensaje; están atentas, no nos rechazan.

P:- Por último, ¿Algún mensaje que desee mandar especialmente para los jóvenes de LLDM?

R:- Salir y estar en la obra no es fácil. Tienes que dejar a tu familia y tu vida en el lugar donde creciste. Pero es la mejor decisión que puedes hacer. La recompensa es sin igual. Y ver la mano de Dios en todo lo que llevas acabo fortalece tu fe aún más. Es hermosa la vida sirviendo al Señor Jesucristo.

Al despedirnos, su abuelo Jesús Hernández comentó:

“Tengo una nieta valiente”.

Pies de fotografías:

La isla de Guam es un paraiso para los turistas. Mapa de la ubicación de la isla. Jesse Unciog (de traje) y Josué Rubi, encargado del batallón espiritual de la isla.

laopinion Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
laopinion Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

Comment here